Catorce de Febrero

21:45

"Cuando uno no ama, compra"Gustavo Cerati



Prologo


Lo mas interesante de toda obra, es su capacidad de interpretación y re interpretación. Cada obra tiene tantas interpretaciones como lectores (Usando esta palabra como todo fenómeno de rencionar y no como el hecho de leer un texto) Y cada vez que un autor publica y brinda su creación a un receptor, la entrega en su totalidad. Es un regalo. Ya no importa lo que él quiso decir, porque el receptor jamas podrá saberlo con seguridad. Y la re significación ya es todo lo que hay.

El Internet y la no, digamos, "Fama" o "profesionalización" de mis creaciones rompen esa barrera, y esa mágica re significación no se puede dar. Esta demasiado al alcance de la mano de los extraños consultar si "es esto de lo que hablaba" que no pueden dejar de hacerlo. Y más aun, de quienes me conocen. Que no solo crean sus propias teorías conspirativas, y si las declino... no me lo creen (?) Por eso, este prologo, primero instando a que hagan suya la interpretación y no les importe que o por que... imaginen que es un anónimo de 1743 (?) Y segundo, para contar la génesis de la historia. 

El verdadero disparador es que no conozco uno, si no dos amigos que cumplen el día 14 de Febrero y que yo, muy tonto como soy, siempre les digo "pero claro, si naciste el 14 de febrero mas vale que vas a tener levante". Y un día, gracias a mis largos viajes en colectivo se me ocurrió, "¿Pero que pasaría si un nacido el 14 de febrero no pegara UNA?" Y así arranco. Y mas tarde nada, el otro tema que me fanatiza ademas de las contradicciones ridículas es la vieja dicótoma futbolera entre Menottismo Bielsismo y Bilardismo, Belleza contra tacticismo. Futbol Champagne vs Al limite del reglamento Etc.

Y nada, eso es todo, más de lo mismo. Si ven que la primera mitad esta mejor que el desenlace... es porque la escribí de tirón y el resto recién, para cumplir (?)








Catorce de Febrero





¿Qué es el catorce de febrero? de buenas a primeras, es solo otro día en el mes más inconstante. Pero también es el día del nacimiento del protagonista de esta historia. Y por si esto fuera poco, es “el día de los enamorados”. Mucho se ha dicho sobre el día de los enamorados, tal vez, demasiado. Promociones, afiches, especiales de televisión, películas… hasta Bowie le dedicó una canción al día de San Valentín. Todo el mundo, en algún punto de su vida se termina rindiendo ante los flechazos de cupido. Pero cuando naciste el mismísimo día de San Valentín, es algo más que simplemente seguir las costumbres socialmente aceptadas. Ser un campeón del amor es un designio del destino, un derecho de nacimiento. Pues bien, para nuestro protagonista, la cosa no era tan así.

Habiendo nacido un 14 de Febrero, no se encontraba con las facultades de engalanar su casa, la de los corazones. De niño, errante. Mientras sus compañeritos comenzaban a tomar de la mano a sus contrapartes femeninas el apenas lograba contagiarse los piojos en el arenero, esto no sin esfuerzo. En los primeros bailes, donde las manos traviesas de sus más pícaros pares hacían las delicias de las púberes más atrevidas, él no podía encontrar el ritmo. Aun teniendo en cuenta que las baladas solian estar casi en su totalidad en 4/4.
La adolescencia fue aún peor. En sus comienzos él pensó que la primavera de la vida sería el momento más propicio para un nacido bajo la flecha del hijo de Venus para comenzar el periodo de crecimiento y posterior auge del reino del amor, SU reino. Pero si habría de ser un rey, sería uno sin feudo. Es más, su intrascendencia llegaría a ser tal que por momentos dudaría de su propia existencia. Las musas pasaban por delante de sus narices, mas nunca le cantaban a él. Para ser más precisos, los primeros pechos que pudo contemplar, se develaron ante su mirada porque su dueña jamás tomó nota de que compartían habitación al momento de quitarse el top.  

Pero toda historia tiene un punto de no retorno, como cuando a Batman le matan a los padres o Charly Garcia escucha “There’s a place”. Suponemos que la de esta es el momento en que invitó a una damisela al teatro para aprovechar un 2x1 y esta se apareció con el ex con quien estaba tratando de “arreglar las cosas”. Consiguiendo nuestro héroe solamente la pérdida de la promo y, claro esta, de la chica en cuestión. Lo que mojó su mejilla no fue un húmedo beso de agradecimiento, si no simplemente la lluvía que lo azotaba por haberse quedado afuera, en todos los sentidos. Bajo la lluvia, bueno en realidad no llovía pero le agrega un tinte dramático, y con el vapor saliendo de las alcantarillas de una mugrienta calle Corrientes, ante la atenta mirada de un vagabundo que se cruzó en su camino para pedirle una moneda,  nuestro protagonista decidió que la cosa no podía seguir así. Así que empapado de pies a cabeza se comió lo último que le quedaba de orgullo, y los mocos también porque le dió su cambio al vagabundo, supo que de una u otra forma de ahí en adelante todo cambiaría.

Tuvo un largo camino para planificar cómo lograría finalmente hacer uso de su derecho adquirido al nacer, como rey del amor, después de todo había dado sus monedas al vagabundo. Gestos románticos, desfiles de cursilería de bajo vuelo cuya efectividad está comprobada se encontraban documentados en soportes de diferente índole y muy fácil acceso. No había razón alguna para evitar emular a la perfección lo que otros ya habían puesto en práctica, después de todo las artimañas no pasan por el registro de derechos de autor. Sin embargo cada vez que intentaba tomar la iniciativa, el fantasma del 2x1 lo atacaba. En tiempos de crisis medidas drásticas deben ser tomadas con determinación de hierro,nunca más una promoción. Después de todo es cuestión de perspectiva, porque decir gastar cuando se puede optar por decir utilizar un concepto mucho más simpático, como invertir.

Luego de meses de elucubraciones, de haber rasgado cada centímetro de revoque tallando teoremas irresolubles, fue cuando tuvo la epifanía. Luego de tiempo casi  sin ver el sol, cuando yacía en la oscuridad de su monoambiente con restos de conservas goteando por su mal crecido, descuidado y escaso bello facial; tuvo una revelación. El amor, como casi todo lo demás, tiene sus reglas. Y como siempre la mejor forma de obtener resultados beneficiosos es caminar por el límite del reglamento. Luego del escrutinio, de aprenderlo de memoria, se encontró con el verdadero problema. y este, sin lugar a dudas, era él. Porque el arte de la seducción, pensó, no es más que una adaptación del marketing, donde el pilar básico es conocer la demanda para establecer la oferta. Y lo que el mercado justamente no demandaba, era a alguien como él mismo.

No hay que temer al cambio, decían algunos. ¿Ser vos mismo? Mirá cómo le va a Huracan. ¿Traicionarse a uno mismo? No es traición, es no renovarle el contrato quién no ha rendido como esperábamos. Y así comenzó todo. Cambió de tiempo y de amor, de música y de ideas. Cambio de sexo y de Dios, De color y de fronteras. Arrancó copiando técnicas, robando quotes de películas que no había visto y cantando canciones de artistas que no escuchaba. Poco a poco, con el tiempo fue ampliando colección de VHS y se armó una completa tablita para analizar al rival. Y pasó de parecer enrachado a ser un nuevo grande.  Y la verdad es que en ese camino, cuando finalmente consiguió el anhelado ascenso, ya no lo vimos más. Y cuentan que el tampoco se volvió a ver, ni aun estando frente al espejo.
Y así fue como luego de mucho empeño y una exhaustiva investigación del mercado que lo llevó a la práctica de más variaciones que Goldberg finalmente consiguió abarrotar ¿Sus? palmarés. Pero ¿A qué precio?. Cuentan que la última vez que algún viejo conocido lo cruzó, y no sin algún esfuerzo, lo reconoció y le cuestionó sus actitudes, él con determinación le respondió “Los románticos tal vez lograran robar algún que otro corazón, los resultadistas podemos comprarlos todos”




PD: En Abril vuelve el programa de radio que tengo con mis dos amigos Gabo y Ferchu... ya esta el primer teaser disponible. Saludos.

You Might Also Like

8 comentarios

  1. ¡Hola! Como dije antes, me alegro mucho de leerte de nuevo.
    Me gusta como tomas un tema y lo desarrollas, no importa cual sea, se te da muy bien. Sabes darle la vuelta al asunto y dejarle tu marca personal. Pienso que sos muy original y creativo, ¡además te felicito por el regreso de tu programa de radio!
    En este caso, me gustó mucho tu texto, te felicito nuevamente.
    Un beso y ojalá te lea pronto.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Soy nueva por acá, recién conozco tu blog gracias a un grupo de facebook :) Me gusto como tomaste el 14 de febrero en una historia no tan típicas! Suerte con el programa de radio, un besote!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me gustó tu historia, hacía tiempo no leía nada corto, y me dio nostalgia por escribir algo también, tengo algo abandonada la escritura. Me gustó porque no sabía bien en realidad con qué me iba a encontrar, pero estuvo bien, le diste una vuelta de tuerca a una fecha que es tan cliché.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, no conocía tu canal, me encantó la historia y espero seguir leyendo más historias hechas por vos.
    Saludos!

    ResponderEliminar

¿Pero usted esta muerto? ¡no esta muerto! ¡COMENTEME! ¡Por favor se lo pido!

Ads Inside Post

Flickr Images

Subscribe