Vuelo

00:27


"La la la la la, la la la la la"
The Beatles, Flying.



Estaba tan asustado por volar. Pero si San Martín pudo cruzar la cordillera afiebrado y en mula, yo tenia que poder hacer en un Boening. Entonces ahí estaba, en ese bus que te lleva al aeropuerto cuando no tenes ningún amigo dispuesto a llevarte... y creanme que mis acompañantes tenían cara de que nadie los quiso acercar.



Dicen que el hombre es un animal nomade, a mi me gustaría viajar mucho menos, pero bueno... no hay tantas opciones. No podría explicarles la ansiedad que me provoca viajar, aunque en realidad no creo que haga falta porque ustedes deben conocerla, después de todo el sistema completo esta armado para ser la experiencia definitiva en ansiedad. Es famoso el "suceso del Dr Ramirez", que sufrió 3 aneurismas concatenados esperando en la fila del check-in. Por suerte, no para él, despues del incidente se implemento el web chek-in. Pero a pesar de todo, se las arreglan para hacerte esperar innecesarias horas. En este momento ya no soy yo. Observo con Vehemencia la barra, pero luego de aquel viaje en ferry en el que termine literalmente cumpliendo la función de canilla libre, y siendo que apenas son las 10, tendré que optar por un café. Qué puede ser mejor para mis nervios que un poco de cafeína y su rubia compañera azúcar. La rubia y la morocha, un sueño hecho realidad.


Para el momento mis nervios ya se habían montado un gimnasio en el altillo de mi persona, y no se me ocurrió mejor manera de agotarlos que agotarme yo tambien dando un paseo. Porque el desayuno es la comida mas importante del día, pero hay días que son mas importantes que la alimentación. Mas pronto que tarde me enteré que café con el estomago vació y caminata no son la mejor combinación... a menos que estes luchando contra el estreñimiento. Ahí tal ves tambien quieras adjuntarle un jugo de naranja. De este modo, y apurando el paso, comencé a buscar un baño con mas impetú que quien no recuerda donde guardó un boleto de lotería ganador. Sin embargo todos los carteles que divisaba decían una sola cosa, como si todo fuese una gran burla del subconsciente -o sea, un sueño- Salida.


Elipsis, estoy saliendo del baño. Volvíendo al asunto de los carteles, hay dos cosas que uno no quiere ver en un aeropuerto cuando esta consumido por la ansiedad. Primero, esos carteles de "En caso de emergencia..." por que si bien son de los lugares mas seguros del mundo, ese "en caso de" en esta situación al 1% de probabilidad le agrega dos ceros a la derecha. Y lo segundo, es esa pareja que se despide empalagosamente mientras vos solo tenes la companía del Olé, que anuncía que el ídolo de tu club recibió una oferta del futbol europeo.


No hay razónes para ser supersticiosos. La vida nos ha demostrado una y otra vez que no hay tal cosa como la suerte, que las cabalas solo existen para romperse y que nada esta librado al azar. De todos modos, cuando llega el momento todos nos fijamos con que pie cruzamos la linea de cal. Porque la suerte es tocuen, pero para que arriesgarse. Y claro, con tu pavor a volar, la puerta es la 13.


En fin, pasó el check-in sin señales de aneurisma. Pasó el baño sin que se tape, o bueno supongo, mis nervios no estaban en condición como para quedarme a verificar. Pasó la fogosa pareja sin que nadie note la "acomodada" y pasó la puerta 13 con menos afectados que la 12. Ya solo quedaba abordar. Saludos nerviosos a la azafata, rogando que el señor de edad avanzada sea comisario de abordo y no un piloto pidiendo retiro. El equipaje de mano sobre las piernas, porque las manos estaban demasiado temblorosas como para intentar guardarlo sin tirarlo encima de cualquiera de los pasajeros aledaños. Y ahí estaba, mascando chicle de manera exagerada, como colegiala cheta de película americana. Mirando, sin parpadear por la ventanilla, mirando pero no viendo nada en especial.

Elipsis.



Azafata- Señor, ya llegamos.

Y claro, me desmayé otra vez.


You Might Also Like

14 comentarios

  1. Wow que pena lo que te paso en el viaje, la verdad yo nunca viaje en avion asi que no podria decir si es una buena o mala experiencia para mi, aunque para calmar mis nervios no pensaria en el triple aneurisma del doctor Ramirez, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, tranqui. No me pasó! es una historia. Me encanta viajar en avión a mi. No lo hago muy frecuentemente igual.

      Eliminar
  2. Me encantó el relato. No tuve la oportunidad de viajar en avión todavía, pero me encantaría. Me gustaron mucho las fotos que agregaste :)
    Espero leer más escritos así, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, van a venir mas relatos, y tengo las fotos tb.
      Espero volver a verte por estos lados!

      Eliminar
  3. ¡Un relato genial! ¡Humor de cabo a rato, de principio a fin! Y una frase poética bien puesta en medio de tanta coincidencia y superstición: "La vida nos ha demostrado una y otra vez que no hay tal cosa como la suerte, que las cabalas solo existen para romperse y que nada esta librado al azar." ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te causo gracia, pronto vendran mas relatos

      Eliminar
  4. Es un relato muy bueno, me gusto mucho esa facilidad que tenes de meterte en la mente de alguien mas y relatar desde otro punto de vista y ver los temores de esa persona en la que te metiste.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Espectacular! Una visión bien desde adentro de lo que pasa por la cabeza de uno, cuando tiene un miedo enorme a algo, pero se ve forzado a hacerlo, y se acerca y se acerca el momento, y no lo puede evitar.
    Muy buena la parte de "la pareja que se despide empalagosamente mientras vos tenés el Olé". Me reí mucho. Un sentimiento que sin duda todos debemos haber tenido.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Jajaja muchos lograron captar tu esencia al fin, o por lo menos lo intentaron. El éxito de Chucho se está acercando... (?)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Te he nominado al Liebster Award, puedes encontrarte en mi lista en http://unachicaconojeras.blogspot.com/2016/04/libster-award.html

    Hay que apoyarnos entre blogueros.

    ResponderEliminar
  8. Me lo pasé tenso todo el relato. Como esperando algo que no sé qué era, pero sin esperar. Solo esperando. Jaja. Lo amé. :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Me leí TODO el relato y te tengo que decir que me encantó! La forma en la que detallaste toda tu travesía fue bellisima (salvo lo del baño jajajaja)
    Seguí así, estaré esperando otro como estos
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

¿Pero usted esta muerto? ¡no esta muerto! ¡COMENTEME! ¡Por favor se lo pido!

Ads Inside Post

Flickr Images

Subscribe